Yucatán promueve su amplia oferta de turismo comunitario

 

Ante los retos que trajo la pandemia de Covid-19 a la forma tradicional de viajar, la Secretaría de Fomento Turístico de Yucatán promueve su variada oferta de turismo comunitario, una alternativa que permite obtener ingresos para zonas rurales, campesinas o indígenas de la entidad.

 

Para incentivar a los viajeros a que hagan turismo comunitario, la dependencia en conjunto con las zonas del estado ha desarrollado producto turístico con actividades propias del lugar en el que participan los visitantes.

 

Una de las opciones es realizar apiturismo, enfocado en la producción de miel de las cerca de 15 especies de abejas nativas de Yucatán, y que se puede desarrollar en varios sitios del estado, como Sinanché.

 

Localizado a 40 minutos de Mérida, esta población ha desarrollado una experiencia turística sobre la miel de Yucatán ofrecida por una cooperativa que se dedica al apiturismo e introduce a los visitantes al trabajo de la abeja, y enseña los distintos tipos de especie que se encuentran en la región.

 

Durante la visita, el viajero podrá tomar un tour que ofrece un recorrido por diversas cabañas temáticas para conocer la historia del lugar y de la apicultura en Yucatán, además, visitar un meliponario, participar en una cata de miel, elaborar, de manera artesanal, una vela de cera natural y, para los más audaces, se ofrece la opción de visitar las colmenas para interactuar con las abejas.

Otro municipio donde se puede practicar apiturismo es Maní, recién nombrado Pueblo Mágico, que tiene su propia ruta de meliponarios llamada Xunáan.

 

Yucatán tiene una gran riqueza de la Cultura Maya, misma que se puede conocer y vivir en una Aldea Maya, un producto turístico comunitario que se desarrolló en un entorno rural y natural que contribuye al desarrollo económico y social de la población indígena maya de manera endógena y sostenible.

 

Al visitar una Aldea Maya, el turista puede disfrutar de la auténtica gastronomía de la región de la mano de las cocineras tradicionales, artesanías endémicas de la región con diseños únicos, conocer de la medicina tradicional, visitar vestigios arqueológicos y vivir la experiencia de primera mano de la forma de vida, lengua, costumbres, vivienda y tradiciones de los mayas.

 

Uno de los recorridos disponibles para los viajeros es en la población de Yaxunah en el municipio de Yaxcabá, que conserva sus costumbres, creencias, lengua maya, vestimenta y casas tradicionales construidas con maderas y huanos, sus pobladores, mujeres y hombres descendientes de la Cultura Maya, hoy en día ofrecen visitas a la comunidad, cuentan con un paradero turístico, cabañas, museo comunitario, jardín botánico, taller artesanal de elaboración artesanal de hamacas, artesanías hechas con cuerno de vaca, banco de semillas.

 

También se puede visitar Pujulá, para conocer el proceso de elaboración de utensilios y herramientas o Yaax Tekit, comunidad conocida por la confección de trajes típicos regionales como las guayaberas, filipinas, vestidos y blusas bordadas.

 

Estos productos turísticos han recibido un importante número de turistas internacionales y ahora se busca promover más los viajes de mexicanos como alternativa para entender más acerca de sus orígenes y tener más contacto con la naturaleza, al mismo tiempo de contribuir con la economía de las localidades.

 

Fuente: NITU