Se reactivará el crecimiento económico con la liberación del gasto público y la definición de los Planes Sectoriales de Desarrollo

 

crecimiento-economico

Ciudad de México, 24 de julio de 2019

 

Se reactivará el crecimiento económico con la liberación del gasto público y la definición de los Planes Sectoriales de Desarrollo

 

Necesarios incentivos para la inversión y apoyos a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mypimes), para aumentar el PIB nacional

 

Se requiere más seguridad, certidumbre y simplificación administrativa, para la activación de los proyectos productivos: Concanaco Servytur

 

Para remontar las expectativas de crecimiento de la economía mexicana de 0.9 por ciento para este año, que pronosticó el Fondo Monetario Internacional (FMI), y llegar a los niveles que plantea el Plan Nacional de Desarrollo, la Concanaco Servytur propuso definir a la brevedad los Planes Sectoriales y liberar el gasto público de obras y programas en el segundo semestre de este ejercicio fiscal para reactivar la inversión que impulse el crecimiento del país.

 

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), José Manuel López Campos, consideró que es el momento de acelerar el paso y presentar a los sectores productivos la hoja de ruta a seguir para el desarrollo del país y su integración en las acciones a impulsar.

 

Aseguró que las empresas privadas requieren certidumbre sobre las acciones propuestas, en cada rubro de la economía, para poder determinar proyectos de inversión.

 

El FMI, recordó, pronosticó reducciones a la baja de las economías de América Latina y en el caso de México señaló como factores la desaceleración del consumo privado, la debilidad de la inversión y la incertidumbre en torno a acuerdos comerciales, entre otros.

 

La información del FMI es similar a la de organismos financieros nacionales, que prevén una baja en el ritmo de la economía, como Citibanamex que pronosticó un crecimiento de apenas 0.2 por ciento para 2019.

 

“El Fondo Monetario Internacional replanteó su pronóstico a una tendencia paulatina a la baja para la economía mexicana, ya que en enero preveía un crecimiento de 2.1 por ciento para todo el año, cifra que se redujo a 1.6 por ciento en abril y que ahora lo ubicó en 0.9 por ciento”, subrayó. 

 

El líder empresarial señaló que el pronóstico del FMI debe ser tomado en cuenta para que en México se implementen estrategias de fomento a la inversión, y las empresas puedan contar con apoyos suficientes para poner en marcha proyectos productivos.

 

De igual forma, agregó, se tienen que considerar en la dinámica de crecimiento a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES), que a pesar de que son el segmento más vulnerable de la economía, en conjunto contribuyen con el 54 por ciento del PIB nacional.

 

Consideró que las propuestas de la sociedad civil y de los organismos empresariales presentadas en el Parlamento Abierto del poder legislativo, deben incorporarse a los Planes Sectoriales de Desarrollo para que, en gobernanza, se planteen las soluciones más eficaces y que puedan arrojar resultados positivos en menores plazos para los principales problemas de México.

 

José Manuel López Campos destacó que la economía nacional no registra el crecimiento esperado por la demora en la aplicación del gasto público, la disminución de la inversión pública y privada y la desaceleración de la economía global.

 

“Dentro de la austeridad republicana, definida por la actual administración, debe emplearse el gasto púbico en las obras y equipamiento necesario que apuntalen el crecimiento de la economía nacional”, asentó.

 

Indicó que el descenso de 10.9 por ciento de la producción de obras en mayo pasado, de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción, es una señal que alerta con indicadores nacionales sobre el descenso en el ritmo de crecimiento del país.

 

“Para llegar al crecimiento económico y desarrollo social planteado, el Gobierno Federal debe ser un facilitador de la inversión, generar condiciones de seguridad y confianza, propiciar un entorno favorable para las empresas, y que la dinámica económica sea impulsada por la iniciativa privada”, acentuó.

 

Por otra parte, señaló que la puesta en marcha del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), será un elemento fundamental para impulsar el crecimiento de las exportaciones de productos nacionales, pero por el momento se encuentra pendiente la firma del acuerdo comercial por la falta de ratificación por parte del poder legislativo de la Unión Americana.

 

-o00o-