OCDE ve colapso en las pensiones

 

 

ocde-colapso-pensiones

 

 

El sistema actual de pensiones de México va directo al colapso, advirtió la OCDE.

 

Por ello, más allá de analizar si se puede o no elevar la contribución, lo que urge es reformar todo el esquema, alertó Pablo Antolin Nicolás, economista de la Unidad de Pensiones Privadas del organismo.

 

Desde París, dijo que los cambios deben elevar las contribuciones, aumentar el salario, promover el ahorro voluntario, mejorar programas de asistencia a la vejez y homogeneizar el sistema de pensiones. Ya que de no ser así “habrá una especie de desilusión completa sobre el sistema que lo llevará al colapso”, mencionó.

 

Además, consideró que para elevar las pensiones de los trabajadores mexicanos no es suficiente incrementar las aportaciones obligatorias, se necesita una reforma del sistema que incluya todo un paquete de acciones, aunque los resultados se verán en el largo plazo.

 

El actual sistema de pensiones de México entró en vigor el 1 de julio de 1997 y con una aportación obligatoria de 6.5 por ciento derivará en una pensión o tasa de reemplazo de apenas 26 por ciento para el trabajador promedio.

 

Mencionó que no se trata sólo de subir las contribuciones para el retiro, sino atajar el problema de pobreza en la jubilación, donde el sistema de pensiones tome en cuenta a toda la población y sea igual para todos.

 

PROPUESTA DE REFORMA

 

Con el nivel de contribuciones actual se encararán dos problemas: será imposible tener una tasa de reemplazo de al menos el 70 por ciento y quienes se jubilan con el sistema de pensiones anterior a 1997 obtendrán una alta tasa de reemplazo, pero a costa de un déficit público.

 

Para elevar las aportaciones, la OCDE propone integrar la cuenta del fondo de ahorro para la vivienda, promover el ahorro voluntario e introducir un mecanismo gradual de incremento de las contribuciones conforme se apliquen alzas al salario de los trabajadores.

 

“Si el salario aumenta en tres puntos porcentuales, que un punto se vaya a la aportación para la pensión y los dos restantes signifiquen que el trabajador lleve más dinero a casa”, mencionó.

 

Antolin señaló que México tiene uno de los sistemas de asistencia menos generosos respecto al resto de países de la OCDE, por lo que debe primero coordinar todos los que hay a nivel federal y local, así como aumentar la cantidad de ayuda a los individuos que están por debajo de la línea de la pobreza.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. economía del viernes 30 de junio de 2017

 

 

Jubilados serán pobres si dependen de su Afore

 

El esquema actual de pensiones en el país condenará a la pobreza a los adultos mayores si es que sólo van a depender de la cuenta para el retiro de su Afore, por el bajo nivel de ingresos al que tendrán acceso, estimado en alrededor de una cuarta parte de su salario.

 

El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados (CESOP) estima que alrededor de 28 millones de trabajadores en México recibirán una pensión de dos mil 412 pesos mensuales.

 

Este monto resulta inferior a los 2 mil 817 pesos de la línea de bienestar urbana que utiliza el Coneval para medir la pobreza, lo que implica que la pensión será insuficiente para adquirir la canasta de bienes y servicios que se requieren para cubrir sus necesidades.

 

También entrarían debajo de la línea de pobreza total, que según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) es de menos de cinco dólares al día (91.5 pesos).

 

Poco más de 2.5 millones de trabajadores recibirán una pensión cercana a los siete mil pesos mensuales y el resto se llevarán el monto ahorrado.

 

Según datos de la Consar, la cotización promedio de los trabajadores con aportación en los últimos tres años es de 3.26 salarios mínimos, unos 7 mil 830 pesos al mes. Para un trabajador que apenas inicia, y si cotiza durante 25 años, alcanzaría una pensión de 2 mil 858 pesos al mes, un 36.5 por ciento de su salario. A esto se suman los millones de personas que no tendrán acceso ni siquiera a una mínima parte, debido a que están en la informalidad o laboran por su cuenta.

 

Para Mauricio Alarcón, director de Afore Coppel, el reto en el actual sistema de retiro es que la aportación voluntaria se incremente, porque si no se tendrán pensionados pobres.

 

“Las estimaciones actuales indican que el monto de la pensión rondará en el 25 por ciento del salario final del trabajador”, indicó el actuario Carlos Lozano, especialista en pensiones, quien agregó que el nuevo sistema no ha podrá honrar sus compromisos de una pensión suficiente o digna, y por ello se requiere de una nueva reforma.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. economía del viernes 30 de junio de 2017

 

 

Peso tiene apreciación histórica en el primer semestre

 

A pesar de registrar una fuerte toma de utilidades un día antes de terminar junio, la moneda mexicana acumuló durante el primer semestre del año una apreciación de 14.98 por ciento frente al dólar, un avance sin precedente para un periodo similar, de acuerdo con las cifras disponibles de Bloomberg.

 

Durante los primeros seis meses del año, la volatilidad fue la constante. El tipo de cambio alcanzó un máximo intradía de 22.0385 el 11 de enero y un mínimo en 17.8090 el pasado miércoles.

 

Con este ciclo de revaloración, el peso se ubicó como la moneda más ganadora del mundo, entre una muestra de las 31 principales divisas tanto de países desarrollados como emergentes monitoreada por Bloomberg. El segundo y el tercer lugar fueron el Zloty polaco y la corona checa, con avances de 12.99 y 12.11 por ciento, en cada caso.

 

Por otra parte, las monedas con el peor desempeño en los primeros seis meses de 2017, fueron el peso argentino, el real brasileño y el peso colombiano, con caídas de 3.74, 1.59 y 1.55 por ciento, respectivamente.

 

A pesar de la recuperación observada en el peso, el tipo de cambio podría registrar un alza moderada hacia el cierre del año. La mediana de una encuesta realizada por Bloomberg entre 46 analistas anticipa que el dólar se vendería en un nivel de 18.75 pesos al cierre de 2017, lo que implicaría una depreciación de 3.7 por ciento respecto al nivel actual.

 

Ayer, tras una ola de aversión al riesgo, el dólar spot cerró en 18.08 unidades, lo que significó para el peso un retroceso de 20.65 centavos, equivalente a 1.16 por ciento, según datos del Banco de México (Banxico).

 

“El mercado ha reaccionado con una baja importante en los niveles implícitos del carry sobre largos en nuestra divisa, factor que consideramos ha sido clave para explicar la apreciación acumulada durante el año”, dijo Juan Carlos Alderete, estratega de tipo de cambio para Banorte-Ixe.

 

“A pesar de esto, creemos que el peso podría mantener un buen desempeño en el corto plazo debido a un entorno externo que sigue siendo positivo para activos de riesgo, niveles absolutos de tasas de interés aún atractivos relativo a emergentes y bajas volatilidades, combinación que podría continuar induciendo la entrada de flujos de portafolio”.

 

El ciclo de apreciación del peso comenzó a principios de enero, luego de las declaraciones de Donald Trump sobre la fortaleza del dólar, al mismo tiempo que su administración suavizó su discurso contra México, en aspectos migratorio y respecto al TLCAN.

 

En lo interno, también desempeñó un papel fundamental la política monetaria aplicada por el Banxico, al acumular un alza en su tasa de referencia de 125 puntos base en el año.

 

El elevado diferencial de tasas a favor de México, además de un crecimiento económico mejor a lo esperado, ha mantenido el apetito por activos denominados en pesos, tanto en el mercado de deuda como en el accionario.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. mercados del viernes 30 de junio de 2017