Mercados apuestan a que la Fed recortará su tasa en julio

 

mercados-apuestan-FED-baja-tasas

 

Los efectos negativos que puede traer en la mayor economía del mundo la ‘cruzada’ de aranceles emprendida por el presidente Donald Trump contra algunos de sus principales socios comerciales, específicamente con China, hacen que los participantes del mercado incrementen su apuesta a que la Reserva Federal (Fed) bajará su tasa de referencia antes de lo previsto.

 

En el mercado de derivados, la probabilidad de que la Fed disminuya su tasa de referencia es de solamente 29.2 por ciento para su reunión del próximo 19 de junio, pero se dispara fuertemente a 68.5 por ciento para su anuncio del 31 de julio de este año, de acuerdo con datos de Bloomberg.

 

En los últimos días, se ha dado un cambio significativo en las expectativas en torno a la postura de la Fed con respecto a su tasa de referencia. A principios de mayo se considera todavía que una posible baja se daría a finales de este año o al inicio del 2020.

 

El catalizador del cambio en las posturas se encuentra fundamentalmente en las mayores tensiones comerciales, lo cual se destaca en el informe conocido como Beige Book, que fue presentado ayer por parte del instituto central de Estados Unidos.

 

La Fed se perfila para encabezar una ola de estímulos monetarios a la actividad económica, mediante el abaratamiento del costo del dinero, lo cual puede marcar el camino a otros bancos centrales, incluido el Banco de México.

 

IMPACTO DEL CONFLICTO ARANCELARIO

 

En el informe se sostiene que la economía estadounidense creció moderadamente de abril a mayo, aunque hay preocupación por el riesgo de que las tensiones comerciales pudieran afectar negativamente a las empresas.

 

Cabe destacar que en el informe económico no incorporó ninguna mención sobre los efectos provenientes de la amenaza de Donald Trump de aplicar aranceles a México, debido a que el documento incluye los acontecimientos ocurridos hasta el 24 de mayo.

 

Los participantes del mercado estiman que el crecimiento de la economía estadounidense pudo haber alcanzado un pico en el primer trimestre de este año, cuando reportó un aumento del 3.1 por ciento anualizado, pero a partir de este segundo trimestre, las expectativas se inclinan para que se desacelere a un ritmo promedio más cercano al 2.0 por ciento en lo que resta del año, con base en encuestas levantadas por Bloomberg.

 

Los catalizadores que impulsaron a la actividad económica en 2018, como fueron el recorte en los impuestos y el mayor gasto público, están quedando sin efecto en el presente año, a lo que se suma un mayor riesgo a la baja para la actividad económica, derivado de las guerras comerciales emprendidas por Donald Trump.

 

Por esta razón, ahora los participantes del mercado esperan que en 2019, el PIB pueda reducir su dinamismo a 2.6 por ciento y a partir del 2021 se corre el riesgo que caiga por debajo del 2.0 por ciento.

 

Los focos rojos para la Fed se prendieron a partir del 9 de mayo, cuando el gobierno de Trump anunció el incremento del arancel del 10 al 25 por ciento a sus compras realizadas a China sobre un monto de 200 mil millones de dólares, tras el fracaso en las negociaciones, que actualmente están en el limbo y al parecer puede llevar mucho tiempo para lograr destrabarlas, lo cual tiene un efecto negativo en las expectativas de crecimiento económico.

 

Donald Trump todavía puede imponer aranceles a China sobre un valor de sus importaciones, provenientes de esta nación, valuadas en alrededor de 300 mil millones de dólares.

 

Las negociaciones ente las dos grandes potencias están en el limbo y al parecer puede llevar mucho tiempo para lograr destrabarlas, lo cual tiene un efecto negativo en las expectativas de crecimiento económico.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. mercados del jueves 6 de junio de 2019