La Inversión Extranjera Directa a México ‘librará’ el efecto de las calificadoras… por ahora: expertos

 

inversion-extranjera-directa-mexico

 

La Inversión Extranjera Directa a México tendrá poco impacto por los ajustes que hicieron Fitch Ratings y Moody’s Investors a las calificaciones de la deuda soberana de México, coincidieron Luis Foncerrada, asesor económico de la American Chamber of Commerce y Ernesto O’Farrill Santoscoy, presidente de Bursamétrica.

 

“Los inversionistas extranjeros entienden que este tema del arancel del 5 por ciento es algo temporal, circunstancial y que la economía mexicana es más sólida que eso. Creo que no afectará las decisiones de inversión extranjera directa, ellos siguen firmes y tienen una visión de más largo plazo”, dijo Luis Foncerrada a El Financiero.

 

Consideró que algunas decisiones de inversión en el país pudieran posponerse, pero no cancelarse.

 

“En general me parece que no sufrirá la parte de inversión extranjera directa. Va a depender de lo que ocurra el lunes”, detalló.

 

Además, no descartó que inversionistas extranjeros decidan vender algunos papeles en los mercados financieros y eso presione al tipo de cambio de forma temporal.

 

Por su parte, Ernesto O’Farrill Santoscoy, presidente de Bursamétrica, descartó una salida de capitales.

 

“Como participante del mercado bursátil, todos los días recibo empresarios que están buscando crecer y están buscando financiamiento, no les importa el entorno de corto plazo, necesitan crecer y buscan financiamiento o capital”, comentó en entrevista telefónica.

 

La tarde de este miércoles Fitch recortó la calificación de México a “BBB” con perspectiva estable, desde “BBB+” y Moody´s cambió de “estable” a “negativa” la perspectiva sobre la deuda soberana mexicana, pero la mantuvo en “A3”.

 

El que Petróleos Mexicanos presente un plan de negocios bien estructurado y viable será determinante para hacer alguna corrección en los ajustes que este miércoles aplicaron las calificadoras Fitch Ratings y Moody´s Investors, dijo O’Farrill Santoscoy.

 

“Corremos un riesgo muy fuerte si ese plan de negocios de Pemex no está bien hecho, el plan de rescate 3.0, si no se acepta en la comunidad financiera, entonces si se puede desatar una volatilidad importante”, dijo.

 

Si bien Moody’s consideró entre sus argumentos para mantener la calificación en ‘A3’, que la banca mexicana está bien capitalizada, Fitch Ratings detalló que deberá hacer un ajuste a la baja en sus calificaciones de los grupos bancarios ya que por su metodología, ésta no puede ser mayor a la del Soberano, explicó el especialista.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. economía del jueves 6 de junio de 2019