IPC apunta a su mejor semestre desde 2012

 

 

IPC-apunta-mejorar-semestre-2012

 

Salvo que ocurra lo inesperado, el mercado accionario mexicano cerrará el primer semestre con un rendimiento de alrededor de ocho por ciento, lo cual representaría su mejor desempeño en un lapso de seis meses desde la segunda mitad de 2012.

 

Lo anterior se debe principalmente al apetito de inversionistas extranjeros por activos mexicanos, ante la recuperación del peso y la expectativa de una recuperación económica, según analistas.

 

Mientras que enero y marzo fueron meses de avance para la bolsa mexicana, abril, mayo y lo que va de junio han sido meses de consolidación, en donde el principal índice accionario mexicano IPC ha alcanzado niveles máximos históricos, cercanos a los 50 mil puntos.

 

Octavio García, analista de la mesa de análisis de Citibanamex Casa de Bolsa, explicó que gran parte del comportamiento del mercado accionario mexicano se explica por los flujos de capital que canalizaron los inversionistas extranjeros.

 

En los primeros cinco meses del año, los flujos de extranjeros en renta variable nacional acumularon una entrada de tres mil 160 millones de dólares. Detalló que a los extranjeros les pertenece el 32.6 por ciento del valor del mercado bursátil mexicano al cierre de mayo.

 

En tanto, para Carlos Ponce, director general de Análisis y Estrategia de Ve por Más, el IPC podría terminar 2017 sobre los 53 mil 200 puntos, al anticipar de manera conservadora un avance de 7.0 por ciento en Ebitda y un múltiplo FV/Ebitda de 10 veces (actual en 9.8 veces y un máximo de tres años en 11 veces).

 

El especialista explicó que, en el balance fundamental, el mercado accionario mexicano tiene buenos argumentos para tener un mejor comportamiento en lo que resta del año, tales como que después de cuatro años se han revisado las expectativas de crecimiento mexicano al alza.

 

Además, los reportes financieros de las emisoras fueron muy buenos en el primer trimestre y se espera que continúen dando buenos datos.

 

Para Alejandra Marcos, directora de Investigación y Análisis de Mercados de Intercam Casa de Bolsa, las utilidades de las empresas tendrían que ser sustancialmente mejores a las estimadas para que sea sostenible la trayectoria de alza en los mercados accionarios, cuya temporada comenzará en julio.

 

No obstante, Ponce destacó que los mercados financieros están esperando información para continuar con su toma de decisiones.

 

“Lo que sí puedo decir es que con base a lo fundamental, el mercado accionario mexicano es una buena opción para seguir invertido (…) toda vez que el verano, aunque baja un poco la operatividad, ésta dependerá de la agenda de noticias que le afecten a la toma de decisiones de los participantes”, dijo.

 

Al medirlo en dólares, el IPC también tuvo un desempeño muy positivo en la primera mitad del año. De acuerdo con datos de Bloomberg, el índice ha ganado 25 por ciento en lo que va de 2017, su mejor rendimiento desde la segunda mitad de 2010.

 

Y PODRÍA CONTINUAR EN EL SEGUNDO SEMESTRE

 

Si usted se dirige al sur del muro fronterizo que planea construir Donald Trump, encontrará un montón de empresas que están comenzando a cumplir las expectativas de ganancias por primera vez desde 2010.

 

La brecha cada vez más pequeña entre los pronósticos de los analistas y las ganancias reales insinúa que se podría estar preparando una nueva ola de alzas de las acciones en México, que han estado rezagadas respecto de otros mercados emergentes en medio de preocupaciones de que las políticas del presidente de Estados Unidos perturben el comercio y la economía del país.

 

Las acciones mexicanas se estancaron en el segundo trimestre debido al temor de que Trump cumpliría sus amenazas de anular el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y construir una barrera contra los inmigrantes en la frontera.

 

Dado que esos planes están paralizados y es difícil prever un resultado, el crecimiento de las ganancias podría ser el avance que buscan los inversores. Credit Suisse Group anticipa que el ambiente de ganancias mejore en el segundo semestre, según afirmó en mayo.

 

“Se acumuló mucho sentimiento negativo en México a fines del año pasado y comienzos de este año dada la incertidumbre generada por la llegada de Trump”, dijo Rafael de la Fuente, economista jefe para América Latina de UBS en Nueva York. Desde entonces, “los fundamentos de México han mejorado. Hemos eliminado parte del foco negativo que se colocó en México”.

 

El primer trimestre completo transcurrido desde las elecciones en Estados Unidos mostró que las empresas mexicanas están aguantando los riesgos políticos, una aceleración de la inflación y una caída de la confianza del consumidor, mientras que un fortalecimiento del peso ayudó a elevar los ingresos.

 

Una mejoría en las perspectivas de ganancias ha vuelto más baratas las acciones mexicanas. El índice de referencia S&P/BMV IPC se negocia en menos de 17 veces las ganancias proyectadas de sus miembros, por debajo de su promedio de cinco años de 17.8 y un múltiplo de 20 hace dos años. El índice ha subido un 1.1 por ciento desde el 31 de marzo.

 

Ayer, Carlos Sequeira, analista del banco BTG Pactual, cambió su recomendación sobre las acciones en México al equivalente a compra, tras citar un resultado positivo en las elecciones estatales y una mayor confianza en que la restructura del TLCAN podrían ser constructivas para el país.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. mercados del jueves 29 de junio de 2017

 

 

México ‘rebasa’ en autos de superlujo a Brasil y Chile

 

En diciembre Infiniti iniciará en México la producción de autos de súper lujo -conocidos como full-size luxury-, lo que generará una mayor oferta en un mercado considerado ‘la joya de la corona’ de la categoría en América Latina

 

En 2011 se vendieron en México 173 autos de este segmento, 39 por ciento menos que en Brasil -que en su momento era el país más relevante de la región para este negocio-, sin embargo en 2016 se comercializaron 401 unidades, 46 más que lo desplazado en Argentina, Chile y la nación carioca juntos, revelan datos de Euromonitor, analistas y la consultora JATO.

 

La recesión en que cayó Brasil, combinado con la estabilidad macroeconómica en México, provocó que ‘la nación azteca’ se convirtiera en la estrella del negocio en Latinoamérica.

 

Expertos y directivos de empresas refirieron que las ventas en esta categoría de autos -que cuestan entre 1.5 y 5 millones de pesos- crecieron en México por los créditos que se ofrecen con tasas de interés atractivas y pagos accesibles.

 

“Todas las marcas dan más acceso a un mayor número de consumidores a productos de lujo, ofreciendo experiencias que provoquen a las personas a gastar más”, explicó Gerardo Gómez, director general de la consultora J.D. Power en México.

 

Estimó que del 47 por ciento de los clientes que compran autos premium en el país, 10 por ciento accede a unidades de superlujo, pero que ese porcentaje puede acelerar por las facilidades en los créditos.

 

La tasa promedio anualizada para un financiamiento automotriz en la nación sudamericana es de 22.68 por ciento, según el Banco do Brasil, mientras que en México se ubica en 13.19 por ciento, refirió la Condusef.

 

Jorge Escudero, vocero de Jaguar Land Rover, consideró que es importante dar opciones de crédito como su programa Compra Inteligente.

 

“Es un producto financiero exclusivo de Jaguar Land Rover que permite a nuestros clientes llevarse un vehículo con mensualidades muy accesibles de hasta 8 mil 500 pesos. Lo más importante de este instrumento financiero es que al finalizar el periodo de crédito nuestros clientes tienen tres opciones: liquidar el vehículo y quedárselo, refinanciar hasta 24 meses más el valor remanente del crédito o devolver el vehículo y adquirir uno nuevo bajo el mismo esquema”, explicó.

 

Philipp Heldt, director general de Infiniti para México y América Latina, destacó que el volumen de autos premium colocados en el país duplicó en 2016 al que se tenía antes de la crisis económica global de 2009, por lo que mantienen la expectativa de alcanzar cifras récord históricas en el 2017.

 

“Para la marca, México está entre los 10 países más importantes para vender (en el mundo). En los últimos tres años las ventas crecieron de manera sostenida, lo cual nos genera una perspectiva positiva sobre lo que suceda en 2017”, explicó.

 

La CDMX, reveló el directivo, es el principal mercado, pues una de cada dos unidades de lujo se vende en esta urbe.

 

Pedro Albarrán, CEO de Hyundai México, explicó que la atención al cliente también juega un papel importante en el crecimiento de la categoría, pues los compradores buscan una experiencia única.

 

TAMBIÉN EN ULTRA LUJO

 

Las marcas que fabrican unidades artesanalmente y en exclusiva, conocidas como “ultra lujo”, como Aston Martin, Rolls Royce y Bentley, entre otras, también quieren aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado mexicano.

 

Martin Josephi, CEO de Aston Martin en México, negó que sea extremadamente difícil acceder a unidades de este tipo -cuyo precio va de 150 mil a 500 mil dólares-, pues los requisitos de compra son los de la normatividad nacional.

 

“Sólo que por el precio de las unidades que comercializamos el único requisito adicional es que se cumpla con lo establecido en la Ley Antilavado”, agregó.

 

“La mayoría de los clientes compran de contado, aunque también hay opciones de financiamiento. La mayoría de los créditos que se han establecido son tramitados por nuestros clientes directamente con los bancos de su confianza, sólo pedimos un mínimo de 25 por ciento en enganche”, explicó Josephi.

 

Andreas Bareis, CEO de McLaren para Latinoamérica, África y Medio Oriente, dijo que desde su llegada a México -a inicios del año pasado- han visto oportunidades, pues entre 2015 y 2016 sus ventas en el país crecieron 20 por ciento.

 

“Obviamente México es un mercado importante en la región, actualmente estamos en Sudamérica porque tenemos una tienda en Chile. Pero hablando de México, vemos un gran potencial para nosotros”, destacó.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. empresas del jueves 29 de junio de 2017

 

 

Al peso le ‘llueve sobre mojado

 

Este jueves, la moneda mexicana se tiñe de rojo por cifras económicas más fuertes de lo esperado publicadas en Estados Unidos, lo cual apunta a que la Reserva Federal puede anunciar un nuevo aumento en el costo del dinero antes de que termine el año.

 

El dólar spot se intercambia en 17.98 unidades a las 08:15 horas tiempo del centro de México, de acuerdo con información de Bloomberg. En el día, el peso pierde 0.86 por ciento.

 

En lo que va de la sesión, el tipo de cambio presenta un máximo de 18.0119 unidades a las 07:53 horas tiempo de la Ciudad de México, mientras que el mínimo se ubica en 17.8259 unidades a las 01:02 de la madrugada.

 

Los participantes del mercado cambiario disminuyen sus posiciones en pesos, después de que se dieran a conocer cifras económicas mejor a lo esperado en Estados Unidos, lo cual apunta a presiones de alza sobre las tasas de interés en ese país.

 

El referencial bono norteamericano a 10 años sube 0.06 puntos a 2.28 por ciento, situación que contribuye a darle apoyo al billete verde.

 

El índice que mide el comportamiento del dólar frente a una canasta de seis divisas sube 0.08 por ciento.

 

En Estados Unidos se dio a conocer que la cifra definitiva del Producto Interno Bruto (PIB) mostró un crecimiento anualizado de 1.4 por ciento, por arriba del 1.2 esperado en promedio por el mercado, de acuerdo a una encuesta levantada por Bloomberg.

 

La cifra del PIB, es un indicador de que el ‘bache’ en que cayó la economía norteamericana fue menor a lo que se había reportado inicialmente.

 

Mientras que las solicitudes por seguro de desempleo aumentaron a 244 mil en la semana terminada el 24 de junio, por arriba de las 240 estimadas.

 

Las cifras económicas reportadas en Estados Unidos contribuyen a adelantar la posibilidad de que a finales de este año o más tardar a principios del 2018, la Reserva Federal pueda volver a subir su tasa de referencia.

 

Los participantes de los mercados se muestran también cautelosos, debido a que otros bancos centrales como el de Inglaterra y de la zona euro puedan, en el corto plazo, empezar a subir sus respectivas tasas de referencia.

 

En otro frente, la toma de utilidades contra la moneda mexicana se ve amortiguada por la recuperación en los precios del petróleo.

 

El crudo tipo West Texas sube 1.14 por ciento a 45.24 dólares por barril, mientras que el tipo Brent se recupera 1.08 por ciento a 47.82 dólares.

 

El tipo de cambio del peso con el dólar presenta un soporte de 17.81 y una resistencia de 8.31 unidades, en el mercado de mayoreo.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. mercados del jueves 29 de junio de 2017