Fitch recorta la calificación de México, y queda a dos niveles del grado especulativo

 

Fitc-recorta-calificacion

 

La agencia calificadora Fitch degradó este miércoles la calificación de México de ‘BBB+’ a’ BBB’ con perspectiva estable.

 

Así, México se queda a dos escalones de caer en el llamado ‘grado especulativo’, como se considera a las notas a partir de ‘BB’. Por debajo de la actual calificación de México solo queda la ‘BBB-‘.

 

La firma explicó que la decisión se da por una combinación de mayor riesgo para las finanzas públicas de México debido al deterioro del perfil crediticio de Pemex, junto una perspectiva débil para la economía que se ve empeorada por las amenazas externas de las tensiones comerciales y cierta incertidumbre de la política interna.

 

La calificación ‘BBB’, según la definición de Fitch, indica que existe un riesgo moderado de incumplimiento. Sin embargo, los cambios en circunstancias o condiciones económicas tienen más probabilidades de afectar la capacidad de pago oportuno que en el caso de los compromisos financieros que poseen una calificación más alta.

 

“Los diferenciales de la deuda de Pemex sobre la deuda soberana aumentaron sustancialmente en el 1T19, lo que llevó al gobierno a aumentar el apoyo. El costo fiscal de ese apoyo hasta la fecha representa el 0.2% del PIB en inyecciones de capital y menores impuestos efectivos, pero a juicio de Fitch no son suficientes para brindar una solución a largo plazo o evitar un deterioro continuo en el perfil crediticio de Pemex”, dijo Fitch en un comunicado.

 

La calificadora destacó que Pemex no cuenta con los suficientes recursos para invertir en producción de petróleo y espera que ésta se contraiga un 5 por ciento en 2019 y 2020.

 

Además, señaló que se prevé que el apoyo del Gobierno a la petrolera más endeudada del mundo se extenderá en el mediano plazo con menor carga fiscal e inyecciones de capital lo que, en su evaluación, debilita las finanzas públicas de México.

 

“El crecimiento continúa por debajo de lo esperado, y los riesgos a la baja son magnificados por las amenazas del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de imponer aranceles en México a partir del 10 de junio”.

 

La calificadora agregó que, si bien espera que el crecimiento acelere en el segundo trimestre del año, sólo alcanzaría un 1 por ciento este año.

 

“La menor inflación y los salarios más altos (derivados del aumento del salario mínimo) deberían respaldar el consumo, pero el sector energético, caracterizado por una tendencia a la caída de la producción en Pemex, y niveles de inversión más débiles, que reflejan una menor confianza empresarial, continuarán afectando el crecimiento”.

 

Anuncio sorpresivo

 

Marco Oviedo, economista en jefe para América latina de Barclays, dijo que estos eventos ya eran esperados por el mercado, pero sorprendió el momento.

 

“Quizás el riesgo de las tarifas hizo inevitable las acciones. Sin embargo hay que destacar que Fitch puso la calificación en perspectiva estable, lo cual reduce la probabilidad de una baja adicional en el corto plazo. Más adelante la calificación es probable que dependa de la perspectiva de crecimiento económico”, dijo en entrevista desde su oficina en Nueva York.

 

Carlos González, director de análisis y estrategia de Monex, reveló que la acción de ambas calificadoras le sorprendió, pues esperaba que los anuncios se dieran después de que Pemex presentara su plan de negocios y que con base en el programa justificaran sus acciones de calificación.

 

“Sobre el tema de los aranceles sí creo que se puede resolver en las próximas semanas y que el tipo de cambio puede absorber ese choque, pero al parecer las calificadoras lo están mirando como parte de un deterioro mucho más importante, pero definitivamente es una mala noticia”, reconoció González en entrevista.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. economía del jueves 6 de junio de 2019