El T-MEC oportunidad para pequeñas y medianas empresas de reinventarse después de la pandemia: Concanaco Servytur

2020-03-01 acciones-prevencion-coronavirus

 

Ciudad de México, a 5 de julio de 2020.-

 

 

El T-MEC oportunidad para pequeñas y medianas empresas de reinventarse después de la pandemia: Concanaco Servytur

La actualización del tratado comercial impulsará aún más la competitividad de América del Norte en el intercambio comercial global

Se incrementarán las ventas por medio de plataformas electrónicas, y las Mipymes tendrán mayor participación en las cadenas de valor globales

 

Con la entrada en vigor del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) se abre la oportunidad de impulsar a las pequeñas y medianas empresas de los sectores comercio y servicios, a reinventarse en el cambio de paradigmas que dejará el coronavirus en las preferencias de los consumidores, hábitos de compra y nuevos modelos de negocio.

 

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), José Manuel López Campos, apuntó que las empresas exitosas serán aquellas que se adapten a los cambios e incorporen innovación y tecnología a sus modelos de negocio.

 

Señaló que la transformación ya no será una opción sino una necesidad para ofertar productos y servicios a través de plataformas digitales para exportar e integrarse a las cadenas de valor globales.

 

El T-MEC, detalló, en el Artículo 7.8, de “Envíos de Entrega Rápida”, se refiere a las importaciones y exportaciones sin pago de impuestos y aranceles mejor conocidas como “deminimis”, permitiendo beneficiarse a las pequeñas y medianas empresas con un valor máximo para exportar e importar en estos tres países.

 

Para Estados Unidos de América, precisó, se estableció hasta 800 dólares sin pago de impuestos y aranceles, México por su parte se comprometió hasta 117 dólares sin arancel y 50 dólares sin impuestos, y Canadá, hasta 150 dólares canadienses para aranceles aduaneros y hasta 40 dólares canadienses para impuestos.

 

De esta forma, aseguró, las pequeñas y medianas empresas mexicanas tienen mayor acceso a ventas mediante plataformas digitales y posicionar sus productos en estas tres naciones.

 

Para ello, destacó que en la modernización del tratado, se mejoraron algunos puntos del capítulo del comercio digital y transfronterizo de servicios, donde se reconocen los hábitos de consumo, los servicios profesionales, y ocupaciones especializadas, al igual que la forma de hacer negocios y de algunos servicios que se han transformado por la disrupción tecnológica.

 

“Ahora los pequeños comercios podrán exportar sus productos directamente mediante plataformas digitales electrónicas desde México, sin aranceles e impuestos siempre que no rebasen los 800 dólares estadounidenses en valor cuando se exporten hacia Estados Unidos de América”, recalcó.

 

Al respecto el dirigente empresarial consideró imprescindible para los sectores que representa Concanaco Servytur que el gobierno federal implemente los compromisos que se realizaron en el Tratado, particularmente en aspectos de administración aduanera y facilitación comercial.

 

Subrayó que el comercio transfronterizo de servicios representa la oportunidad para que las pequeñas y medianas empresas se beneficien de este mercado, donde está el 18.3 por ciento del PIB mundial, 26 billones de dólares en 2019, y el 20 por ciento del comercio internacional el año pasado, que equivale a 1.2 billones de dólares en esta zona de libre comercio.

 

“Hay grandes oportunidades para las pequeñas y medianas empresas en el tratado, que pueden ayudar a reinventarse, ante la nueva realidad que tendremos después del coronavirus”, recalcó.

José Manuel López sostuvo que el aumento del contenido regional obligatorio en diversas manufacturas trae una gran oportunidad para el establecimiento y desarrollo de proveedores en territorio nacional, para cumplir con esa medida.

 

El T-MEC, afirmó, trae certidumbre, reglas claras para la inversión y mecanismos sólidos de solución de controversias, representa una gran oportunidad para el país, pero es necesario continuar trabajando en mejorar la infraestructura y seguridad pública en todas las regiones, en fortalecer el estado de derecho, y sobre todo en generar confianza en los mercados para atraer nuevas inversiones con esquemas fiscales más competitivos e incentivos.

 

“Después de tres años de trabajo intenso de autoridades, negociadores, e integrantes del sector empresarial se logró un tratado que sin lugar a duda será beneficioso y de grandes oportunidades para México en un mercado de casi 500 millones de consumidores, que representa el 6.5 por ciento de la población mundial y es el de mayor poder adquisitivo del planeta”, asentó.

 

-o00o-