El peso ‘abre apetito’ del mercado

 

peso-abre-apetito

 

 

En la jornada de media semana, el peso mexicano pisa terreno positivo por cuarta sesión consecutiva en una sesión sin indicadores económicos de relevancia, mientras el mercado se mantiene a la expectativa de conocer pistas sobre posibles alzas de tasas en Estados Unidos el próximo año.

 

El dólar spot se intercambia en 20.27 unidades a las 8:30 horas tiempo del centro de México, de acuerdo con datos de Bloomberg. En el día, el peso avanza 0.55 por ciento. En ventanilla de los bancos, el dólar se vende en 20.58 pesos, por debajo de los 20.68 publicado este martes por Citibanamex.

 

El billete verde tocó un mínimo en la sesión en 20.2649 unidades a las 8:01 horas, mientras que el máximo del día se reporta, por el momento, en 20.4126 a la 1:01 de la madrugada.

 

Los participantes del mercado cambiario extienden su demanda por la moneda mexicana, aprovechando la debilidad del billete verde en el mercado internacional.

 

El índice que mide el comportamiento del dólar frente a una canasta de 10 divisas baja 0.08 por ciento, de acuerdo con cifras de Bloomberg.

 

En tanto, en el mercado se reporta la compra de activos de mayor riesgo a la espera de la reunión del Banco Central Europeo (BCE), a efectuarse este jueves.

 

En algunos participantes predomina la expectativa de que el BCE pueda dejar sin cambio a sus principales tasas de referencia, pero que podría flexibilizar su política en materia de adquisición de bonos, al extender posiblemente su compra más allá de marzo del 2017.

 

El avance de la moneda mexicana se puede ver limitado durante la jornada, debido a la toma de utilidades observada en el mercado petrolero. El West Texas Intermediate baja 0.59 por ciento a 50.63 dólares por barril, mientras que el Brent disminuye 0.57 por ciento a 53.62 dólar.

 

El tipo de cambio ha entrado en una zona de congestionamiento, cuya parte alta se ubica en 21.39 y en la baja en 20.13 unidades, en el mercado de mayoreo.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. mercados del miércoles 7 de diciembre de 2016

 

 

 

 

México crecerá sólo 1.4% en 2017: IIF

 

Debido a un mayor endurecimiento de la política monetaria, al deterioro en la confianza, la debilidad de la demanda externa y la disminución de la producción de petróleo, el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés) rebajó su previsión de crecimiento económico para México en 2017, del 2.3 por ciento al 1.4 por ciento.

 

De acuerdo con Martín Castellano y Ramón Aracena, economistas para Latinoamérica del Instituto, es probable que la inversión extranjera permanezca retenida hasta que se disponga de más información sobre las políticas que implementará el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump.

 

Indicaron que si bien una modificación severa del Tratado de Libre Comercio de América del Norte podría reducir la cuota de mercado de las exportaciones mexicanas en los Estados Unidos, los bajos costos laborales en dólares y las reformas que mejoran la productividad implementadas en los últimos años deberían ayudar al país a encontrar mercados alternativos

 

No obstante, un largo periodo de crecimiento lento podría resultar en una rebaja del rating de crédito soberano del país.

 

El IIF proyecta que los precios al consumidor aumentarán 4.1 por ciento en 2017, ligeramente por encima del objetivo del banco central de tres más/menos uno por ciento, impulsado por un peso más débil y mayores precios de la gasolina debido a la liberalización gradual del mercado.

 

“Un entorno de débil crecimiento y mayor inflación podría comprometer los esfuerzos de consolidación fiscal, desencadenando una rebaja en la calificación crediticia del país y dándole un terreno fértil a un candidato de izquierda menos dispuesto a seguir políticas pro-mercado en las elecciones presidenciales de junio de 2018”, señalaron los expertos.

 

Por otra parte destacaron que el reciente éxito en las licitaciones en aguas profundas en México refleja que el país sigue siendo atractivo para los inversionistas extranjeros.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. economía del miércoles 7 de diciembre de 2016

 

 

 

Superdólar sería todavía más fuerte durante 2017

 

Tras haber alcanzado un máximo de casi 14 años frente a las divisas más importantes del mundo a finales del mes pasado, el dólar se fortalecería todavía más en 2017, ante la búsqueda de los inversionistas globales por un mayor rendimiento.

 

De acuerdo con especialistas, el comienzo de un ciclo alcista en la tasa de referencia de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, además de la expectativa de un mayor crecimiento económico de ese país bajo la presidencia de Trump, daría un mayor atractivo a los activos denominados en dólares, fortaleciendo a su divisa.

 

Históricamente, el dólar alcanza nuevos máximos cuando la Fed termina un ciclo alcista en su tasa de referencia y el banco central apenas está comenzando, comentó a Bloomberg Zhang Ming, especialista del Instituto de Economía y Política Global de la Academia China de Ciencias Sociales.

 

Por ahora, el índice DXY, que mide al dólar frente a una canasta que agrupa al euro, el yen, la libra esterlina, al dólar canadiense, la corona sueca y el franco suizo, se ubica en 100.49 unidades. Sin embargo, el 24 de noviembre alcanzó un nivel no visto desde marzo de 2003, de 102.05 unidades.

 

En tanto, el Bloomberg Dollar Spot Index, que aglomera a 10 divisas, incluidas las del DXY y otras como el peso mexicano y el real brasileño, se ubica en mil 244.77 unidades, aunque también tuvo un récord desde que comenzó su registro en 2005, de mil 257.71 puntos.

 

“Se trató de un movimiento generalizado a raíz de la victoria de Donald Trump en Estados Unidos, que genero la percepción de aceleración del crecimiento económico y, por lo tanto, aumento el atractivo de inversión en activos en dólares”, explicó Alik García, analista de Intercam Casa de Bolsa.

 

Según el especialista, las políticas de Trump, de un mayor gasto, generarían que la Reserva Federal aumente con mayor rapidez sus tasas de referencia, por lo que los flujos de capitales saldrían principalmente de los mercados emergentes, en busca de mayores rendimientos.

 

EL PESO, EL MÁS ‘GOLPEADO’

 

En lo que va de 2016, el peso mexicano ha sido la moneda más depreciada frente al dólar, entre aquellas que integran al Bloomberg Dollar Spot Index, al registrar una pérdida de 15.62 por ciento.

 

Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex Casa de Bolsa, explicó que en 2017, México lidiará con la reducción de flujos de cartera a mercados emergentes por el fin de las “eternas” tasas bajas de la Fed y con la descomposición del riesgo país por las menores perspectivas de crecimiento económico, en particular de inversión pública y privada.

 

Además, las menores exportaciones, como consecuencia de la renegociación del TLCAN, y las mayores presiones inflacionarias provenientes del peso más débil también añadirán presión a las autoridades monetarias en el país, anticipó Aboumrad.

 

En un análisis publicado ayer, el Instituto Internacional de Finanzas anticipó que Banxico acumularía un alza de 250 puntos base del año pasado a la fecha, pero podría aumentar 100 más en 2017.

 

Con información de Abraham González y Bloomberg

 

Fuente: periódico el financiero, secc. mercados del miércoles 7 de diciembre de 2016