El Gobierno puede ser un ‘respirador artificial’ para la economía: Mario Delgado

gobierno-respirador-artificial

 

El gobierno puede “ser un respirador artificial para mantener viva la economía en donde la mayor parte está en la informalidad”, reconoció Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena.

 

En el marco de la Conferencia Nacional de Recuperación Económica, organizada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el legislador indicó que apoyar el consumo interno como el componente más dinámico de la demanda agregada, ha sido parte del apoyo del gobierno federal, pero este puede hacer una intervención adicional.

 

Agregó que el gobierno ha venido tomando decisiones según evalúa cada día la situación.

 

“El gobierno, al igual que la parte de salud, todos los días toma decisiones, empezó con un millón de microcréditos y ya va en tres, y yo creo que el gobierno reserva todavía, tiene toda la capacidad para ver políticas, pero tiene que pensar en el mediano plazo”, dijo, y advirtió que si se pretende que el gobierno tome más deuda, se debe pensar la ruta sostenible de salida.

 

Por su parte, Carlos Hurtado, director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), señaló que es inminente un aumento de la deuda, sea voluntaria o no, ya que este año crecerá al 50 por ciento del PIB desde el nivel de 46 por ciento en 2019, por la contracción de la economía y la depreciación cambiaria.

 

“La razón de deuda aumentaría a 52 por ciento sin causar inquietud a mercados y calificadoras, es más probable que castiguen a los países que no tomen decisiones”, dijo el especialista.

 

Entre las voces más opuestas a la mayoría de los participantes, destacó la del senador Alejandro Armenta, quien advirtió que no se debe permitir “otro Fobaproa” rescatando empresas grandes.

 

Mientras que Gibrán Ramírez, secretario general de la CISS, propuso poner el piso parejo y “que una parte de la cúpula empresarial deje de hacer la lucha de clases y de especular con la cabeza de la permanencia de la presidencia”.

Por su parte, el exsecretario de Economía, Ildefonso Guajardo, urgió por el rescate de las cadenas de valor globales.

 

 

 

“El T-MEC (Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá) entra en un momento en el que las cadenas de valor están resquebrajadas”, alertó quien fuera negociador del acuerdo.

 

Agregó que “tenemos que ir por los puntos de coincidencia y tomar acciones efectivas, la reactivación se debe intentar sin equivocarnos, sector por sector, ser precisos”.

 

Protección al sector alimentario

En otra mesa de discusión, Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), señaló que es fundamental que se reconozca la importancia y prioridad que representa la producción de alimentos, así como su abasto y disponibilidad ante la crisis sanitaria que enfrenta el país.

 

“Debemos lograr de manera eficiente un gran trabajo para que la cadena de suministro de alimentos no se vea afectada, con una visión integral, tanto de pequeños, medianos y grandes productores”, apuntó.

 

A su vez, Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior, expresó varias propuestas para combatir los efectos negativos de la pandemia, como “evitar la imposición de restricciones a la importación o exportación de bienes y servicios; el comercio internacional debe mantenerse abierto durante la epidemia”, dijo.

 

En tanto, Lina Pohl, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), indicó que la cadena de suministro de alimentos se encuentra bajo presión tanto en México como en el mundo, por lo que hay que asegurar que las cadenas alimentarias se mantengan vivas.

 

“Las medidas que ha tomado la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) son adecuadas, buscan proteger tanto la oferta como la demanda, todavía no sabemos el impacto en la demanda, pero prevemos escenarios difíciles”, detalló la ejecutiva.

 

 

Fuente: periódico el financiero, secc. economía del martes 28 de abril de 2020