El dólar se repone, sube a 22.05 pesos en bancos

 

 

 

El peso mexicano inicia la jornada de media semana con el ‘pie izquierdo’, ante un entorno externo negativo y a la espera de conocer el informe económico de la Fed, así como el contenido de la conferencia de Janet Yellen.

 

El dólar interbancario se vende en 21.75 unidades a las 8:30 horas tiempo del centro de México, con base en datos de Bloomberg. En el día, el peso retrocede 1.11 por ciento.

 

En ventanilla de los bancos, el dólar se vende en 22.05 pesos, cifra mayor a los 21.80 del cierre de ayer reportado por Citibanamex.

 

En lo que va de la jornada, el tipo de cambio presenta un máximo en 21.7633 unidades a las 8:28 tiempo del centro de México, mientras que el mínimo se coloca en 21.529 a la 0:42 de la madrugada.

 

A la moneda mexicana le duró poco el gusto provocado por el retroceso del dólar en la jornada del martes, como respuesta a las preocupaciones manifestadas por Donald Trump en torno a su fortaleza.

 

El billete verde muestra un incrementó de 0.50 por ciento frente a una canasta de 10 divisas, de acuerdo con Bloomberg.

 

Los participantes del mercado cambiario internacional vuelven a mirar los fundamentales del dólar, los cuales apuntan a su fortalecimiento debido a la expectativa de un mejor desempeño de la economía norteamericana y de la posibilidad de mayores tasas de interés.

 

Por un lado, Trump muestra preocupación por la fortaleza del dólar, pero por otro, su política económica que piensa instrumentar apunta a una mayor demanda del billete verde.

 

El nerviosismo con la que inician los participantes del mercado cambiario se podría prolongar hasta conocer el informe de la Reserva Federal, conocido como el Beige Book y la conferencia de Janet Yellen.

 

En los Estados Unidos se dio a conocer que la inflación anual se ubicó en 2.1 por ciento en el pasado año, la más alta desde el 2013. Mientras que la producción industrial reportó un sorpresivo crecimiento de 0.8 por ciento en el pasado diciembre.

 

Una tendencia al alza en el crecimiento de los precios al consumidor con un mejor desempeño de la actividad industrial, son catalizadores que apuntan a mayores tasas de interés en Estados Unidos y, por lo tanto, a presiones de alza sobre el dólar.

 

El comportamiento de los precios del petróleo, contribuyen también a debilitar hoy a la moneda mexicana.

 

El crudo el crudo West Texas Intermediate baja 1.73 por ciento a 51.57 dólares por barril, mientras que el Brent retrocede 1.55 por ciento a 54.61 dólares.

 

Desde el punto de vista del análisis técnico, el tipo de cambio presenta una resistencia clave en 22.04 pesos, mientras que el soporte se ubica en 21.20 unidades, en el mercado de mayoreo.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. mercados del miércoles 18 de enero de 2017

 

 

Así funcionaría el estímulo fiscal para Pymes

 

En 2017 y 2018, las pequeñas y medianas empresas (Pymes) podrán deducir el Impuesto Sobre la Renta de forma inmediata de las inversiones que realicen en bienes de activo fijo.

 

El presidente Enrique Peña Nieto firmó un Decreto que permitirá a las Pymes deducir unos 4 mil millones de pesos, de acuerdo con cálculos de El Financiero con base en cifras del Banxico y de la Asociación de Bancos de México.

 

“Esta medida podrá beneficiar a 4.2 millones de pequeñas y medianas empresas que contarán con mayores recursos para invertir, producir y expandirse, generando al mismo tiempo más oportunidades de empleo”, dijo en Los Pinos.

 

 

Complemento de los decretos

 

El SAT pondrá en marcha una aplicación electrónica para la simplificación fiscal. El estímulo contempla la deducción inmediata por compra de activos fijos, con descuentos de tres por ciento para 2017 y de seis por ciento para 2018.

 

El Decreto firmado ayer es similar a un estímulo publicado a finales de 2015, para aplicarse en 2016 y 2017, que según el tipo de bien, dependía el porcentaje a deducir; por ejemplo, para construcciones en 2016 fue de 74 por ciento, y para 2017 se preveía en 57 por ciento.

 

Con el firmado entran nuevas condiciones, que prevén la misma proporción sin importar el tipo de bien, explicó Enrique Velderrain, socio del despacho Velderrain y Asociados.

El especialista anticipó que el apoyo aplicaría, al igual que en 2016, a personas físicas y morales que en el año inmediato anterior hayan tenido ingresos propios por actividad empresarial por hasta 100 millones de pesos.

 

Son activos fijos los bienes de larga duración para generar un beneficio económico a futuro, por ejemplo, maquinaria, en caso de un industrial, o una estufa, en caso de un restaurantero, explicó.

 

Como parte de la Ley del ISR aplicable en 2016 se contemplaba entre los activos fijos deducibles las construcciones, medios de comunicación, computadoras, impresoras, troqueles, moldes, herramientas y maquinaria, entre otros. “Todo dependerá del giro de la empresa”, agregó.

 

“El Decreto acompaña a las Pymes en su esfuerzo traducido en un importante proceso de generación de empleo. Pymes para efectos del Decreto son todas aquellas que el año pasado tuvieron ingresos de hasta 100 millones de pesos y eso abarca un número importante de contribuyentes, por lo que el Decreto tiene un potencial relevante”, dijo por su parte, José Antonio Meade, secretario de Hacienda.

 

Atractiva tasa para repatriar

 

El mandatario firmó también un Decreto para la repatriación de capitales, que estará vigente por seis meses y promoverá el retorno al país de recursos económicos de mexicanos que están invertidos en el extranjero.

 

“Esos recursos pagarán un impuesto de ocho por ciento al activo y deberán invertirse al menos dos años en bienes de activo fijo, terrenos y construcciones y proyectos de investigación y desarrollo de tecnología y, al mismo tiempo, en proyectos que permitan fortalecer la inversión financiera en actividades productivas”, explicó.

 

1 mil 617 millones de pesos se repatriaron al país de enero a junio de 2016, de acuerdo con datos del SAT.

 

Las condiciones son más atractivas que las de 2016, cuando no se ofrecieron tasas reducidas de ISR, por lo que se aplicaron tasas de 30 y hasta 35 por ciento. Sólo se condonaron multas y recargos y se publicaba el nombre del contribuyente, situación que no fue atractiva, porque anteriormente se daba la opción del pago anónimo.

 

En esta ocasión “todo apunta a que habrá pago anónimo”, dijo Pedro Carreón, socio de PwC.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. nacional del miércoles 18 de enero de 2017