Dispara pandemia pobreza en ciudades

 

 Dispara-pandemia-pobreza-en-ciudades

 

Dispara pandemia pobreza en ciudades

 

 

La pandemia disparó la pobreza en las zonas urbanas del país, mientras que “en las zonas rurales afortunadamente no sólo no aumentaron sus niveles de pobreza sino que disminuyeron”, por lo que las políticas públicas deben orientarse a fortalecer la dinámica de recuperación económica sobre todo en las ciudades, recomendó José Nabor Cruz Marcelo.

 

En entrevista con El Financiero, el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), enfatizó que en las ciudades del país se dio una afectación de detrimento en la pobreza.

 

Así, la pobreza extrema en la Ciudad de México se elevó en 163.3 por ciento, de 2018 a 2020 al aumentar en 248 mil personas y sumar un total de 400 mil. Otras entidades con aumentos porcentuales importantes en la pobreza extrema fueron Nuevo León con 206.5 por ciento; Baja California Sur (163.8 por ciento), Aguascalientes (155.5) y Quintana Roo (189.0).

 

Nabor Cruz indicó que el sector agrícola no se vio afectado el año pasado por los cierres de actividades, además de que tuvo un buen ciclo productivo, lo que hizo que los trabajadores del campo tuvieran un incremento en sus ingresos laborales.

 

Los estragos de la pandemia en los bolsillos de los mexicanos ocasionaron un aumento de 3.8 millones de pobres en el país en los últimos dos años. El Coneval reportó que de 2018 a 2020, el total de pobres en México creció de 51.9 a 55.7 millones de personas. La población en pobreza extrema aumentó en 2.1 millones de personas, al pasar de 8.7 millones en 2018 a 10.8 millones en 2020.

 

Subsidios insuficientes

John Scott, investigador académico del Coneval, explicó que las transferencias aumentaron de forma significativa, sin embargo, se perdió progresividad ya que el decil más pobre recibió menos proporción de estas transferencias por lo que recomendó identificar a los grupos prioritarios más desprotegidos para fortalecer los programas a estos grupos tanto en las zonas urbanas como rurales.

 

Gonzalo Hernández Licona, director de la Red de Pobreza multidimensional de Oxford, lamentó el aumento de la pobreza ya que dijo que en 10 años, de 2008 a 2018, la pobreza extrema bajó en 3 millones, pero aumentó en 2 millones en solo dos años.

 

Subrayó para El Financiero Bloomberg que la pandemia contribuyó de forma importante, pero México no venía creciendo mucho, ni generando empleos desde antes del virus, y el gobierno no hizo algo suficiente para reducir la pobreza, las transferencias gubernamentales crecieron, pero no llegaron a los más pobres del país, lo cual se debe corregir, ya que es justo que la gran mayoría de la población más pobre se lleve la mayor parte de esos pagos del gobierno y esto no está sucediendo en 2020.

 

José Nabor Cruz destacó que el incremento del salario mínimo jugó un papel importante en la contención de la pobreza. “Para mediados de agosto de 2018 el salario mínimo rondaba los 2 mil 800 pesos y para agosto de 2020 fue de poco más de 4 mil pesos mensuales”, puntualizó, al tiempo que recomendó continuar con esta política de alza salarial para recuperar lo más rápido posible los niveles de ingreso previos a la pandemia.

 

Trasferencias sirven de contención

Las trasferencias por el incremento de los programas sociales, las remesas, apoyos entre familias, los donativos de organizaciones no gubernamentales y el adelanto de las jubilaciones, salvaron a 2.5 millones de mexicanos de caer en la pobreza general, ya que sin este subsidio hubiera aumentado en 2 puntos porcentuales la población afectada por este flagelo, puntualizó Cruz Marcelo.

 

Añadió que sin el efecto de las transferencias el 45.9 por ciento de la población hubiera caído en pobreza, un total de 58.2 millones de personas.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. economía del 6 de agosto de 2021