Da señales de ‘vida’ el empleo en la industria de la construcción

 

empleo-industria-construccion

 

La industria de la construcción presentó un avance en la generación de empleo formal durante junio, mes en el que inició la reactivación de actividades no esenciales, lo que apunta a una posible recuperación parcial en este sector después de registrar caídas históricas.

 

El personal ocupado en dicho sector registró un incremento de 7.2 por ciento, respecto al mes previo, lo que representó un aumento de 98 mil 53 plazas generadas.

 

La cifra contrastó con la reducción de 0.4 por ciento en el total de trabajadores registrados en el IMSS, y con la caída en todas las actividades, con excepción de la industria eléctrica y suministro de agua, donde aumentó 0.1 por ciento.

 

La Ciudad de México fue en donde se generan más trabajos de la construcción, con 34 mil 599, seguido de Quintana Roo, con 15 mil 413 y Nuevo León con 11 mil 868.

 

Del total de empleo generado en la construcción, 61.8 por ciento o 60 mil 645 empleos fueron eventuales, mientras y solo el 38.1 por ciento o 37 mil 406 fueron permanentes.

 

“Este incremento de los empleos se debe a que en junio se volvió a la reactivación en la industria de la constricción. Esto es un reflejo de que los proyectos que pararon en abril y mayo volvieron a sus actividades el mes pasado, recontratando a los trabajadores que fueron despedidos”, explicó Ricardo Trejo Nava, director general de Forecastim.

 

Agregó que, “como las empresas constructoras están previendo una caída muy fuerte en su estructura financiera y en la economía, provocó que las contrataciones de manera eventuales fueran mayores, pues al tener pocos proyectos constantes impactaron en los empleos permanentes”.

 

“Los datos reflejan la naturaleza del sector, normalmente se trabaja por proyectos o por obra eventuales y las condiciones del empleo refleja esta situación. Es deseable que se tengan más empleos permanentes pues hace más resistente a las fluctuaciones en la actividad”, mencionó Alejandro Saldaña, subdirector de análisis económico de Banco Ve por Más.

 

Añadió que, “es posible que hacia delante, podríamos ver una recuperación muy lenta de los empleos que se perdieron, debido a que la inversión fija bruta, principal catalizador de la construcción, está sujeta a la incertidumbre y que está afectando directamente a la inversión en esta industria”.

 

Cae 30% la construcción en 2t

En el segundo trimestre de 2020, el Producto Interno Bruto (PIB) de la industria de la construcción en México se desplomó 30 por ciento, cuyo resultado es la mayor caída que presenta el sector desde 1995, de acuerdo con la consultora Forecastim.

 

La firma detalló que en abril y mayo, cuando se decretó la emergencia sanitaria por el COVID-19, la producción retrocedió en promedio 37 por ciento a tasa anual como efecto de la crisis.

 

“Si bien el regreso paulatino a la normalidad permitió la reactivación de la industria en junio, esta continuó contrayéndose en relación con igual periodo de 2019”, señaló Trejo Nava.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. economía del martes 21 de julio de 2020