COVID-19 ‘golpea’ al dólar y lo lleva a su peor caída desde 2016

 

COVID-19-golpea-dolar

 

El dólar cayó desde un nivel récord, sufriendo su peor caída en más de cuatro años, luego de que una orden de permanencia en California frenó la compra de billetes en medio de temores de que la economía más grande del mundo se encamina hacia una recesión.

 

El índice Bloomberg Dollar Spot cayó hasta 1.8 por ciento, impulsado a la baja por la decisión del gobernador de California Gavin Newsom, quien orden a los 40 millones de residentes del estado que se aislaran de sus hogares a partir del jueves por la noche.

 

Esto marcó el esfuerzo más estricto de Estados Unidos para frenar la propagación del nuevo coronavirus, lo que aumenta la probabilidad de un cierre económico similar a los observados en Asia y Europa.

 

La medida sucede a los repetidos esfuerzos de los encargados de formular políticas mundiales para frenar el avance del dólar. La Reserva Federal de Estados Unidos estableció líneas temporales de intercambio de divisas con nueve bancos centrales adicionales, incluidos los de México, Australia y Corea del Sur, para estabilizar el mercado cambiario.

 

“El dólar se está vendiendo en parte por la preocupación de que si California y algunos otros grandes estados replican esa acción, el desempleo aumentaría dramáticamente y empujaría a Estados Unidos a un lugar entre una recesión y una depresión”, señaló Mark Grant, estratega global en jefe de B. Riley FBR.

 

“Es una reacción instintiva de personas que piensan ‘caramba, no pensamos que EU pudiera meterse en este tipo de problemas, pero tal vez puedan'”.

 

El indicador del dólar cayó desde un máximo histórico después de que se recuperó más de 8 por ciento en las últimas ocho sesiones. La demanda de la moneda de reserva mundial había aumentado en medio de una ‘avalancha’ de efectivo en previsión ante una pandemia prolongada, con un desajuste sustancial de liquidez entre la demanda global de dólares estadounidenses y los ofrecidos.

 

El dólar australiano subió hasta 4.2 por ciento para liderar las ganancias monetarias del llamado ‘Grupo de los 10’ frente al dólar, mientras que la libra subió 3.4 por ciento, lo que fue su mayor avance desde octubre de 2008. El indicador del dólar de Bloomberg recuperó algo de terreno para perder 1 por ciento a las 8:30 horas, tiempo de Nueva York.

 

“El tono más suave del dólar está dando un respiro a muchas monedas maltratadas”, apuntó Mitul Kotecha, estratega senior de mercados emergentes de TD Securities. Agregó que la demanda por el dólar sigue siendo alta.

 

Los precios de las opciones sugieren que el dólar podría volver a la normalidad en los próximos meses. Las reversiones de riesgo a corto y largo plazo, un barómetro del sentimiento del mercado, son optimistas sobre el dólar frente a la mayoría de sus pares principales, aparte de los paraísos del yen japonés y el franco suizo.

 

El desempleo, una preocupación latente

El debilitamiento del dólar se produjo cuando los bonos del Tesoro se recuperaron después de un informe del New York Times sobre que la administración Trump está pidiendo a los funcionarios laborales estatales que esperen la publicación de cifras precisas de desempleo hasta que el Gobierno federal emita los totales nacionales.

 

El informe se sumó a la especulación de un fuerte aumento en los beneficios de desempleo en Estados Unidos.

 

Goldman Sachs estima que tales reclamos están a punto de aumentar a un récord de 2.25 millones esta semana, según un análisis de informes preliminares en 30 estados. Eso es más del triple que el pico anterior de 695 mil solicitudes en 1982.

 

“Sentimos que ahora estamos haciendo una transición en gran medida más allá de las fases de choque y negación del ciclo”, dijo Mark Dowding, director de inversiones de BlueBay Asset Management en Londres.

 

“Puede haber una sensación de que en Estados Unidos las medidas aún tienen que ir más lejos para adaptarse, pero en toda Europa parece que la sociedad está aceptando más rápidamente la crisis que se está desarrollando”, agregó..

 

Fuente: periódico el financiero, secc. economía del viernes 20 de marzo de 2020