Calendario escolar flexible, opción para continuar con fines de semana largos: Concanaco Servytur

IMG-20200126-WA0020

Ciudad de México, 16 de febrero de 2020

Calendario escolar flexible, opción para continuar con fines de semana largos: Concanaco Servytur

Está vigente esta iniciativa en la Ley Federal de Educación, propuesta y logro de la sociedad civil, sector empresarial, padres de familias, estudiantes y docentes.

Se propondrá al gobierno federal realizar una consulta pública y que sean los propios ciudadanos los que decidan si se siguen con los días de asueto como está actualmente.

Ante la insistencia de la autoridad federal de eliminar los fines de semana largo, las escuelas y padres de familia tienen la opción de aplicar el calendario escolar flexible, acorde a las tradiciones, costumbres y condiciones de cada localidad, para crear períodos de asueto que ayuden a reactivar la economía en las diversas regiones del país y aumentar el flujo turístico nacional.

 

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), José Manuel López Campos, indicó que el sector empresarial insistirá en que se mantengan vigentes los fines de semana largos y propondrá al gobierno federal que realice una consulta pública y que sean los propios ciudadanos los que decidan si se siguen con los días de asueto como está actualmente.

 

Explicó que las conmemoraciones cívicas e históricas de México, no se modificarían, sino que se propone darles mayor importancia con celebraciones y actividades en los planteles escolares y centros laborales.

 

“Se pide, como desde 2006, que el día de asueto obligatorio por Ley Federal del Trabajo se corra, porque ayuda a que los sitios turísticos del país tengan mayor actividad turística, se generen más empleos y se obtenga mayor derrama económica en temporadas de baja afluencia de visitantes”, anotó.

 

El líder empresarial destaco que los fines de semana largos y las vacaciones son factores importantes que propician la convivencia familiar que fortalece el tejido social de la población.

Señaló que continúa vigente el calendario escolar flexible, reconocido por la Secretaría de Educación Pública (SEP), que fue una propuesta y logro de la sociedad civil, del sector empresarial, padres de familias y docentes, que da la opción a que cada escuela decida sobre los días de asueto por festividades cívicas, históricas o de tradiciones y condiciones particulares de sus localidades.

 

López Campos subrayó que el calendario flexible es una opción, en caso de eliminarse oficialmente los fines de semana largos, pues permite que directivos de escuelas, docentes y padres de familia elaboren su calendario de días de asueto tomando en cuenta las opiniones y propuestas de los involucrados.

 

“La iniciativa privada propone que cada escuela decida y planifique sus días de asueto conforme a sus condiciones climáticas, y los usos y costumbres de cada localidad, respetando los períodos vacacionales establecidos como los de verano, fin de año y Semana Santa, con la condición de cumplir el programa educativo en 195 días hábiles”, apuntó.

 

En el caso de algunas ciudades como Mazatlán, Veracruz, Mérida, Campeche, Cozumel, entre otras, celebran el Carnaval, en días que no se encuentran en el calendario escolar de la federación, pero que se puede adaptar por la costumbre local, y algunas empresas suelen considerar el martes de Carnaval como día inhábil, para que los trabajadores disfruten de las fiestas carnestolendas.

 

“Esta fue una demanda generalizada del empresariado mexicano, en especial de los sectores turismo, comercio, y servicios, que incluye a los restaurantes, autotransporte, esparcimiento, entre tantos, pues son períodos que ayudan a promover ciertos destinos turísticos de México, generando visitantes, ocupación hotelera, y en consecuencia derrama económica en los periodos de baja afluencia turística estacional”, aseveró.

 

José Manuel López Campos reiteró que eliminar o no los fines de semana largo no será la solución para que se fortalezca la memoria histórica del país, pues es en las familias y las escuelas, es donde se enseñan el amor a la patria, que incluye conocer las fechas conmemorativas de los acontecimientos más importantes para México.

 

Mantener los fines de semana largos no hará que la memoria histórica se borre de los mexicanos, aunque le corresponde a la autoridad hacer más difusión, antes y durante estas celebraciones, promoviendo mayor contenido educativo a través de la SEP, de materias de Historia y Civismo en los programas educativos.

 

El Consejo Nacional de la Publicidad podría elaborar campañas permanentes e iniciar por llamar a los “fines de semana largo” con el nombre de la conmemoración, como “fin de semana de la Revolución” y promover actividades relacionadas.

 

-o00o-