Quitan alta burocracia de los últimos dos sexenios

 

 

Al presentar una iniciativa para modificar la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, adelantó que el gobierno federal buscará adelgazar la burocracia de alto nivel en la administración federal. En el documento que también busca crear las secretarías de Seguridad Pública y Protección Ciudadana y la de Bienestar, Delgado destacó que en las administraciones de Felipe Calderón (PAN) y Enrique Peña Nieto (PRI) creció la “burocracia dorada” sin justificación alguna. 

 

Sobre las medidas de austeridad y racionalidad que el futuro gobierno instrumentará de inmediato, se contempla la compactación o disminución de plazas de mando medio o superior, eliminar oficialías mayores y suprimir direcciones adjuntas en secretarías de Estado, “creadas a partir de diciembre de 2006 sin que mediara justificación suficiente sobre su necesidad”, señala la iniciativa. 

 

Asimismo, en el documento que presentó en la máxima tribuna Mario Delgado, y que fue turnado a las comisiones de Gobernación y Población y Seguridad Pública, también se sientan las bases para derogar o cancelar la reforma educativa y establece que la Secretaría del Trabajo tendrá que promover la democracia sindical, mediante el voto libre de sus agremiados, sin interferir en su vida interna. 

 

Mario Delgado explicó que la estrategia de seguridad le devolverá a la sociedad la paz y la tranquilidad, por lo que se propone que a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, que encabezará Alfonso Durazo a partir del 1 de diciembre, se le transfieran la totalidad de las facultades que estaban confiadas a la Segob en esa materia; absorberá las tareas de Seguridad y Protección Civil de la población en casos de desastres naturales, siempre con el invaluable apoyo de las Fuerzas Armadas.  También integrará al Centro Nacional de Inteligencia, tras desaparecer el Cisen. 

 

La propuesta suprime Sedesol y crea la Secretaría de Bienestar. La propuesta de ley pretende eliminar 2 mil 300 delegaciones y subdelegaciones “cuya presencia no se considere útil y resulte onerosa”. 

 

A la vez, formaliza la figura de los “superdelegados” de Programas Sociales, adscritos a la Oficina de la Presidencia de la República. La propuesta prevé que desde la Presidencia se diseñe la política de comunicación social, rubro en el que también habrá una reducción de 50% de gasto de publicidad oficial.

 

Fuente: El Economista