Estímulo fiscal a gasolinas, en su nivel más bajo del año… por lo que pagarás más

 

IEPS-nivel-mas-bajo

 

 

La Secretaría de Hacienda redujo el estímulo fiscal que otorga a la gasolina Magna y Premium a su nivel más bajo del año, lo que implicaría para los automovilistas gasolinas más caras y un mejor balance en la recaudación de impuestos a los combustibles al cierre del año, según expertos.

 

Del 20 al 26 de octubre, el porcentaje del estímulo fiscal a la cuota del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para la gasolina Premium será de 8.48 por ciento y para la Magna de 28.93 por ciento, los porcentajes de estímulo más bajos desde enero de 2018.

 

La cuota de IEPS para la Premium en 2018 es de 3.88 pesos por litro, por lo que con el estímulo fiscal aplicado esta semana Hacienda absorberá 0.329 centavos por litro y el automovilista pagará 3.551 pesos del impuesto federal. Para la Magna, la cuota de impuesto vigente este año es de 4.59 pesos por litro, lo que significa que con el estímulo fiscal aplicado en la última semana de octubre Hacienda absorberá 1.328 pesos por litro y el consumidor pagará 3.262 pesos.

 

Alejandro Limón, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), dijo que el objetivo del estímulo fiscal es prevenir “shocks” externos y se ajusta en función del tipo de cambio y los precios internacionales del crudo. “El precio internacional del barril está alto, entonces esta baja del estímulo fiscal no va a acorde al precio internacional, creemos que este menor estímulo puede venir de las estimaciones de recaudación, es decir, ya se cierra el año y si lo hace con menor recaudación que la estimada, se cerraría el año con un boquete importante”.

 

Hacienda rechazó que los ajustes a la tasa de IEPS a las gasolinas se vaya a traducir en alzas en los precios, pues la baja en el monto del estímulo responde a la reducción observada en el precio de las referencias internacionales en la semana que concluye.

 

No obstante, Ramses Pech, analista de Caraiva y Asociados, estimó que la baja al estímulo sí podría derivar en un incremento de precios. “Recordemos que depende de los precios de referencia y los costos de logística nacional y/o importación”, dijo.

 

 

Fuente: El Financiero