El efecto Pemex en la bolsa mexicana

efecto-pemex-bolsa-mexicana

 

Montserrat Antón Honorato, CFA. Subdirectora de Análisis en INVEX

 

La situación financiera de Petróleos Mexicanos (Pemex) es sin duda una preocupación latente entre los inversionistas tanto locales como extranjeros.

 

No ha sido en particular esta variable la que ha afectado el desempeño del S&PBMV IPC en el año, que no logra seguir el rally de sus pares internacionales ante una temporada de reportes corporativos mixtos y la incertidumbre que siguen generando las medidas del nuevo gobierno; sin olvidar lo atractivo que es invertir en instrumentos de renta fija mexicana con buenos rendimientos y menor riesgo. Mientras que el S&P 500 de Estados Unidos ganaba al cierre de febrero 11 por ciento en el año y el Bovespa de Brasil 9.0, el S&PBMV IPC solo lo hacía en un 3.0 por ciento.

 

Y es que el impacto de los problemas de liquidez de Pemex podría estar contenido a ciertas emisoras; como algunas del sector financiero, por los créditos contratados con la paraestatal. O en aquellas donde es un cliente importante, como es el caso de Ienova.

 

Sin embargo, sí es un factor de riesgo adicional que podría empezar a incidir en la tendencia de nuestra bolsa en el futuro, no por Pemex particularmente, si no por lo que podría implicar en la calificación soberana de México. En este caso, el impacto podría venir a través de la tasa de descuento que se utiliza para valuar a estos activos de riesgo.

 

No solamente porque se baje la calificación del soberano (con el incremento en las tasas de interés que esto conllevaría) sino por la mayor prima de riesgo que se exija en el mercado por el temor de que esto pueda ocurrir. Es decir, el daño estará en la percepción de que exista este riesgo, más allá de la materialización del mismo.

 

El múltiplo precio de mercado/EBITDA (P/EBITDA) del S&PBMV IPC cotiza con un descuento cercano a 20 por ciento frente al promedio de los últimos cinco años, y parte importante de este castigo está relacionado con los altos niveles de las tasas de interés de los bonos. Si existen presiones adicionales en este campo, muy probablemente seguiremos viendo a un mercado accionario con dificultad para recuperarse y seguir el movimiento alcista de las bolsas globales.

 

Como muchas otras variables económicas y de mercado la situación financiera de Pemex no es un tema aislado, y puede generar una reacción en cadena que sume a los retos a los que se enfrenta nuestra bolsa en la actualidad. Por ello, Pemex es un factor clave para el S&PBMV IPC.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. opinión del martes 5 de marzo de 2019