Con cierre de ductos, consumidores de huachicol regresan al comercio formal: Onexpo

 

Onexpo-cierre-ductos-huachicol

 

La Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) reconoció que como consecuencia de los nuevos controles en el flujo de los ductos de Pemex, el consumidor de combustible ilícito ha regresado al comercio formal, es decir, al que se comercializa en las estaciones de servicio.

 

“Al disminuir la venta de combustibles por el retraso en suministros, se advierte que quienes adquirían gasolinas y diésel en puntos de venta clandestinos han regresado a las estaciones de servicio, situación que en varias partes ha disparado los consumos y reducido los inventarios habituales al elevarse la demanda”, apuntó la Onexpo este lunes en un comunicado.

 

De igual forma sugirió a las autoridades a priorizar los programas de entrega a estaciones del interior del país y en estados de mayor afluencia turística ante la presencia de vacacionistas.

 

“Consideramos que para eficientar la distribución y el reparto mediante autotanques pueden implantarse acciones adicionales de suministro con las diversas asociaciones de transportistas, para lograr inventarios más altos en lugares con mayor demanda de combustibles”, añadió la organización presidida por Roberto Díaz de León.

 

Por otra parte, la unión de gasolineros más grande recomendó que mientras se restablece el suministro suficiente en las localidades afectadas, los consumidores se abastezcan con racionalidad y eviten compras de pánico para coadyuvar así a la completa regularización del abasto y a la normalidad en el consumo de combustibles.

 

“Reconocemos el esfuerzo integral y la determinación del Ejecutivo Federal para terminar con el problema del huachicol, que tanto daño genera a los consumidores, por la dudosa calidad de producto”, expuso.

 

En los primeros días de enero de este año se registró desbasto de combustibles, principalmente de gasolinas en los estados de Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro.

 

Esto, luego de que el Gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, emprendió una estrategia para combatir el robo de combustibles (‘huachicoleo’), que consiste en el cierre de ductos y la distribución mediante autotanques, transporte más seguro, según Pemex.

 

Sin embargo, este sábado, la petrolera aceptó que hay un retraso en la distribución de combustibles, pero subrayó que no existe una escasez del producto ni una especulación de los precios.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. economía del martes 8 de enero de 2019