¿Cómo se comportará el precio de la gasolina esta semana sin el estímulo fiscal?

 

gasolina-sin-estimulo

 

En la última semana del actual sexenio, las gasolinas Magna y Premium se quedarán sin estímulo fiscal, lo que implicará que los consumidores pagarán el total de las cuotas del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS), y que estarán expuestos a mayor volatilidad en los precios de los combustibles.

 

La Secretaría de Hacienda quitó el estímulo fiscal a la cuota del IEPS para la gasolina Magna en la semana del 24 al 30 de noviembre, que es la última semana de la presente administración, lo que ocurre por primera vez en este año.

 

Quitar el estímulo fiscal a la gasolina “verde” significa que Hacienda dejará de absorber el costo del impuesto federal, lo que implica que los consumidores pagarán la cuota completa del IEPS de 4.59 pesos por litro en 2018.

 

Datos de la Secretaría de Energía a septiembre, muestran que ese mes se vendieron 729 mil 576 barriles diarios de gasolinas, de los cuales 85 por ciento fueron de Magna, es decir, 617 mil barriles al día.

 

Arturo Carranza, analista de la consultora Mercury, dijo que la eliminación del estímulo fiscal a las gasolinas automotrices implica que los consumidores estarán expuestos a una mayor volatilidad en los precios de los energéticos y que se muevan en función de la cotización internacional, de los costos de logística y de la estructura fiscal que los acompaña.

 

“Esperaríamos que, como el mercado norteamericano, los precios suban o bajen de un día para otro en función de la oferta y la demanda. Es probable que veamos mayor volatilidad en los precios sin el estímulo fiscal, aunque dadas las condiciones actuales en los mercados, es poco probable que veamos aumentos abruptos”, afirmó.

 

En el caso de la Premium, Hacienda también dejará de aplicar el estímulo fiscal esta semana, por lo que sumarán cinco semanas continuas en las que la dependencia quita el estímulo al combustible.

 

La cuota de IEPS vigente este año para la Premium es de 3.88 pesos por litro, lo que significa que al no haber estímulo, los consumidores pagarán ese monto.

 

Fuente: periódico el financiero, secc. economía del lunes 26 de noviembre de 2018