Autos y energía, los que más inversión traen a México

 

 

autos-energia-inversion-mexico

 

 

Las industrias automotriz y energética en México fueron las que más capital extranjero captaron en 2017 y además sus flujos reportaron niveles récord.

 

De acuerdo con los registros de la Secretaría de Economía, en la fabricación de equipo de transporte se captaron 6 mil 972 millones de dólares en Inversión Extranjera Directa (IED), casi una cuarta parte del total.

 

La mayoría de estos flujos corresponden a la fabricación de automóviles, camiones, carrocerías y autopartes, con 6 mil 866 millones de dólares, un monto sin precedente y 35 por ciento mayor al de 2016, lo que implicó que ni la incertidumbre en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ni la retórica del presidente de Estados Unidos restaron atractivo a esta industria.

 

En la fabricación de automóviles y camiones la inversión sumó 3 mil 350 millones de dólares y hacia autopartes fueron 3 mil 516 millones.

 

En total, en 2017, se captaron más de 29.6 mil millones de dólares de IED, de esta cifra, el 45.3 por ciento se ingresó por medio de las manufacturas, lo que significan más de 13.4 mil millones de dólares.

 

La inversión hacia actividades energéticas creció 31 por ciento y sumó 4 mil 299 millones de dólares, también con un monto histórico. Más de la mitad de estos recursos se llevó a empresas relacionadas con el transporte de gas natural por ductos, con 2 mil 312 millones de dólares, un 65 por ciento más que en el año previo.

 

De acuerdo con Adrián Garza, analista de Moody’s, las inversiones foráneas en ductos de gas natural se han dado en gran parte gracias a un programa de la Comisión Federal de Electricidad, que contempla la construcción de gasoductos para garantizar el suministro del energético de sus nuevas plantas y las plantas que está convirtiendo a gas natural.

 

El rubro energético considera además la extracción de petróleo y gas, con 564.7 millones de dólares; perforación de pozos petroleros y de gas, 413.3 millones; así como la generación y distribución de energía eléctrica, 975.9 millones de dólares, principalmente.

 

En tercer lugar en atracción de IED se ubicó la industria de la construcción, con un monto de 3 mil 54 millones de dólares y un repunte de 82 por ciento anual.

Su dinamismo estuvo impulsado principalmente por la entrada de flujos hacia la construcción de vías de comunicación, que se elevó 157 por ciento, con 2 mil 303 millones de dólares.

 

Otras actividades con elevados flujos de inversión fueron las comerciales, con 2 mil 745 millones de dólares, las de servicios financieros y de seguros, con 2 mil 675 millones, así como la industria de bebidas y tabaco, con mil 216 millones.